El mundo se desmoronaba poco a poco al comprobar día tras día que mi maravilloso hijo se escurría de entre mis manos, se escapaba sigilosamente abandonando todo lo que había aprendido hasta ese momento. Había sido atrapado por un inesperado alud de tinieblas llamado autismo.

Y se hizo la luz

Bienvenidos a este blog. Espacio dedicado a la discapacidad en general, pero mas concretamente a los trastornos del espectro autista (TEA ). En él, trato de reflejar mi experiencia como profesional de la educación y madre de una persona con autismo.



22/5/10

ENSEÑANDO EL CONCEPTO UNO-MUCHOS

Cuando conocimos el diagnóstico de Juan Luis no teníamos ni idea de como ayudarle, pero poco a poco fuimos aprendiendo sobre el tema. En esos primeros momentos de desconocimiento general fue de vital importancia la creación de un Grupo de Trabajo, formado por varios maestros del colegio al que acudía, y del que yo también era (y sigo siendo) docente; así pudimos formarnos sobre TEA y diseñar su proceso de aprendizaje de acuerdo a sus necesidades. Desde aquí quiero dar las gracias a ese grupo de compañeros que durante esos años me acompañaron y ayudaron a afrontar la situación; todos ellos fueron importantes, pero especialmente la que fue su tutora durante seis cursos. Ella y yo sabemos lo importante que ha sido en la vida de Juan Luis. Muchas gracias Fini.

Aquí os dejo un ejemplo de las actividades que diseñebámos en los primeros momentos.

1. APRENDIZAJE INCIDENTAL


MATERIALES: Caramelos, chocolate, patatas, pipas, galletas, canicas, palillos de pan, colores, tizas, piezas de puzzle, juegos, niños, pelotas, etc.

LUGAR: Aula, patio, pasillo del colegio,...

SITUACIÓN A

En la clase de apoyo, sobre la mesa del profesor hay un montón de caramelos masticables. El niño entra en el aula y se dispone a trabajar.

Objetivo: Se pretende que sea el niño el que haga un comentario (señalar, signo,...) sobre los caramelos. Si no es así, se le provoca comiéndonos uno delante de él.
Cuando el niño se "dirija" hacia los caramelos y nos "haga un comentario", nosotros lo recogemos diciendo:

- ¡Uy! ¿qué es eso?

- ¿caramelos?. Sí, estos son caramelos.

- ¿Tú quieres uno? (mientras hablamos signamos)

-
Sí.

- Juan Luis quiere un caramelo (se le moldea "uno").
Cógelo. Coge "un" caramelo.


Igual situación para el concepto "muchos".

- ¿Quieres muchos? (Se le moldea el signo y se le deja que tome un montón).


SITUACIÓN B

En el aula de apoyo, en la caja del material hay esparcidas un montón de pipas. El alumno entra en clase y se dispone a trabajar, va hacia su caja de materiales para coger lo que necesita y se encuentra con las pipas.

Objetivo: Que el niño haga un comentario sobre lo que ocurre en la caja y nosotros aprovechamos para introducir declarativos, onomatopeyas, y pasamos a conversar con él para enseñar el concepto que estamos trabajando.

-
¿Qué pasa?. ¿Que hay ahí?. !Uy¡ ¿pipas?. Son pipas. Hay muchas pipas.
¿Tú quieres cogerlas?. !Vamos¡.


Se van sacando y haciendo un montón en la mesa diciendo Estas son pipas. Son muchas pipas.

La conversación seguiría pidiéndole al niño que diga lo que hacemos con las pipas (guardarlas, comerse una, comerse muchas...)

SITUACIÓN C

Como continuación de la situación B o independientemente de ella.

Cuando coja muchas pipas y las ponga sobre la mesa (también se le pueden echar al bolsillo) se deja caer una pipa (o muchas) y se hace el comentario:

Ay! ¿qué pasa?. ¿Se ha caído "una" pipa? (se moldea "uno"). Esa pipa no se come, tírala a la papelera ( o písala).


SITUACIÓN D

En cualquier lugar y mientras come pipas, va dejando las cáscaras sobre la mesa. Cuando termina de comer las pipas se provoca, si es necesario, con algún comentario para que el niño tenga la necesidad de tirarlas a la papelera y dejar la mesa limpia. Cuando va a disponerse a coger las cáscaras y después de comentar lo que quiere hacer, se le da una cáscara:

- Toma "una", tírala. Cuando vuelva se repite:
Toma "una", tírala.

Cuando lo haga varias veces y el niño intente coger un montón para tirarlas se le dice:

- ¿Qué quieres?. ¿quieres coger "muchas"?. ¿Una no?. ¿quieres más? .¡Vale!. Coge muchas. Juan Luis tira muchas cáscaras.


SITUACIÓN E

En el aula de clase se le sugiere la actividad de regar las macetas. Seguro que aceptará encantado. Se separa una maceta de las demás y se le indica, cuando esté dispuesto, que riegue una maceta (se le moldea "una").
Después, si se dirige a las demás se le dice que no, que solo hay que regar una. Si insiste, se le dice:

-
¿Qué quieres?. ¿Quieres regar más?.
- ¿Quieres regar muchas macetas?
(dirigiéndonos al grupo de macetas que están juntas)
¿Si?. ¿Juan Luis quiere regar muchas? ¡Vale!


SITUACIÓN F

En el aula de apoyo el alumno trabaja realizando un puzzle al que previamente se le ha escondido una pieza. Cuando el alumno se da cuenta, busca la pieza y se enfada. Nosotros le decimos:

- ¿Que pasa?, nos acercamos, ¿qué pasa con el puzzle?. Señalamos el hueco. ¡Ah! ¿falta una pieza?. Juan Luis, falta "una" pieza (moldeamos "una"). ¡
no está! ¡se ha perdido una pieza!. ¿te ayudo a buscarla?.

Vamos a buscarla y cuando la encontramos, decimos:
- ¡Aquí está! ¡aquí hay una! y completamos el puzzle.


2. APRENDIZAJE VIVENCIAL


a. Con el propio cuerpo:

* Hacer juegos de corro con un niño en el centro y muchos formando el corro.

* Juego de la zapatilla voladora.

* Juego de pase-misi.

* Hacer movimientos con el propio cuerpo (uno-muchos): botes, saltos, palmadas...

* Juegos de órdenes: ir a tocar ..., que vaya un niño,... después que vayan todos...

* Hacer dos círculos en el suelo (uno pequeño y otro grande) a una señal dada los niños se distribuyen en los círculos (un niño en el pequeño).

* Juego de la silla (uno pierde).

b. Con objetos:

* Dar al niño objetos pequeños de dos clases (muchos de una clase y uno solo de otra clase distinta). Que el niño clasifique en dos grupos.
* Trasladar objetos de un lugar a otro: cajas de juegos, pelotas, fichas, ceras,...; usando la indicación UNO-MUCHOS.
* Clasificar objetos variados poniendo uno de cada clase en su lugar apropiado.

* Cuando el niño tenga algo como ceras, pipas, caramelos, galletas... , pedirle que nos dé UNA-MUCHAS. De lo que le guste menos le pediremos una y de lo que le guste más le pediremos muchas.

* Con instrumentos: pandero, xilófono, tambor....A una orden dada, que dé un golpe muchos golpes.

7 comentarios:

maria gloria dijo...

Buenisima tu entrada ojala puedas poner siempre tus experiencias gracias por compartir , muchos besitos

Marina dijo...

Muchísimas gracias, Juani! Se nota que sos docente :)
Creo que muchas de estas situaciones las puedo aplicar con Constantino, gracias!!!
Besos

María mamá de Javi dijo...

Mil gracias, como dice Marina muchas cosas las puedo hacer en casa con Javi.
Muchos besos

Juani dijo...

Gracias mariagloria, Marina y María; me alegro de que os haya gustado y de que os pueda ser útil. Poco a poco iré añadiendo mas actividades de este tipo, que en su día diseñamos para trabajar con Juan Luis y que aunque algunas tienen mas de 15 años, no han perdido actualidad. Besos.

Cristina dijo...

Gracias!! Me encantaron los consejos,sobretodo estos ultimos,me viene genial para trabajar con Natalia el juego incluyendo a otros niños...muy buenos,gracias!Un besote!

Juani dijo...

Cristina, me alegro de que te haya gustado y de que puedas ponerlo en práctica. Hay mucho que podemos hacer para que aprendan conceptos de forma natural. Gracias por pasarte por aquí. Un beso.

Cristina dijo...

Juani,esta entrada te la cogí hace un tiempo pero Natalia era muy pequeña y no estaba todavía preparada para estos ejercicios y le costaba seguirme,empecé con ganas,ya ves el comentario que te hice,pero su comprensión era muy limitada todavía...ahora sí,ahora sí voy a trabajarlos con ella,creo que los seguirá muy bien,ya tiene mucha mejor comprensión,este año ha hecho muchos avances en ese sentido.Besos¡