El mundo se desmoronaba poco a poco al comprobar día tras día que mi maravilloso hijo se escurría de entre mis manos, se escapaba sigilosamente abandonando todo lo que había aprendido hasta ese momento. Había sido atrapado por un inesperado alud de tinieblas llamado autismo.

Y se hizo la luz

Bienvenidos a este blog. Espacio dedicado a la discapacidad en general, pero mas concretamente a los trastornos del espectro autista (TEA ). En él, trato de reflejar mi experiencia como profesional de la educación y madre de una persona con autismo.



29/11/10

ESTIMULACIÓN CEREBRAL

Hoy os dejo una noticia publicada por el-naciona.com, muy interesante; describe un método de estimulación cerebral a base de electrodos en las zonas más comprometidas del cerebro de los niños con autismo. Este método está precedido de rigurosas investigaciones. ¡Ojala sea un paso más hacia la curación del autismo!

Los niños con autismo pueden reducir los síntomas de su condición a través de la estimulación del cerebro. El procedimiento se llama neurofeedback y se ha utilizado para tratar otros trastornos. En Venezuela, esperan comenzar su aplicación en casos de autismo en enero de 2011.

Durante las sesiones de neurofeedback, los pacientes observan juegos o videos en una pantalla. En su cabeza colocan electrodos, que se conectan al equipo en el que están proyectadas las imágenes. Cada persona tiene una programación diferente, de acuerdo con la zona cerebral que se desea ejercitar.

"Es como ir al gimnasio, una especie de yoga mental", dijo el psiquiatra Pedro Delgado, presidente de la Fundación Humana, organización con más de 11 años de experiencia en la aplicación de ese tratamiento en Venezuela para tratar varias afecciones.

Robert Coben, neuropsicólogo y director del Servicio de Neuropsicología y Neurorehabilitación de Massapequa Park, en Nueva York, explicó que el cerebro de los niños con autismo puede presentar problemas en el funcionamiento de algunas zonas, por ejemplo, en el lóbulo frontal del lado izquierdo, que es responsable del desarrollo del habla durante los dos primeros años de vida; o en la unión parietal-temporal-occipital, que es crucial en la interpretación de las palabras y las imágenes; o en la amígdala, que está involucrada en la comprensión de respuestas emocionales.

Justamente, los problemas en estas y otras zonas del cerebro se relacionan con las tres áreas de desarrollo más comprometidas en las personas con algún trastorno del espectro autista: inconvenientes en la comunicación, en la interacción social y comportamientos estereotipados ­como apego a rutinas o movimientos repetitivos­, como indica la cuarta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. Lo que sucede en el cerebro de las personas con autismo ­dijo Coben en la conferencia "Neurofeedback, una esperanza para el autismo", que dictó ayer en la Policlínica Metropolitana­ es que hay un problema en las conexiones de las neuronas. En ocasiones existe una hiperconectividad, que se caracteriza por el exceso de carga en la transmisión de información; o hipoconectividad, que es el caso contrario.

En 2007 se publicó un estudio de Coben sobre la aplicación del Neurofeedback en autismo. En 2002, otros investigadores hicieron un trabajo parecido. Pero, en este caso, Coben proponía una innovación: el uso de un examen para determinar los lugares exactos del cerebro en los que se presentaba algún problema de conexión. En lugar de colocar los electrodos en cualquier lugar de la cabeza, se debían ubicar justo en las secciones donde se habían hallado inconvenientes.

Así sería mucho más efectivo.

Los resultados de sus experimentos fueron satisfactorios: 89% de los padres dijo que había mejoría y los síntomas se redujeron en 40%. En evaluaciones objetivas con exámenes neuropsicológicos y electroencefalogramas, también se encontró que la hiperconectividad de ciertas zonas del cerebro había reducido. Eso quiere decir que los pacientes se acercaron a los funcionamientos normales.

En otros estudios se trabajó con la hipoconectividad y con el desarrollo del lenguaje, y también se obtuvieron resultados positivos.

"Es una fisioterapia para el cerebro y los resultados son permanentes. No se enseñan destrezas, sino que se diseña un programa para modificar el funcionamiento del cerebro. El trabajo es natural, porque no hay descargas eléctricas que entren al cuerpo. La motivación viene del juego que está en la pantalla", explicó Coben.

Iniciativa venezolana. María de los Ángeles Ghersi, miembro de Fundación Humana, dijo que desde 1999 han trabajado con 1.300 pacientes que tienen Trastornos de Déficit de Atención ­solos o asociados a hiperactividad­, ansiedad, migrañas, adicciones y mejoras de rendimiento. Hasta el momento, no lo han aplicado en autismo. Esperan hacerlo el año que viene.

Delgado indicó que para realizar el neurofeedback necesitan el examen de la conectividad del cerebro, que no está disponible en Venezuela. Por eso, contarán con el apoyo del equipo de Robert Coben.

"Enviaremos la información de los pacientes para que hagan la evaluación en Estados Unidos". Agregó que mientras más temprano se haga la intervención, será mucho mejor. Se necesita un mínimo de 20 sesiones de 45 minutos cada una y 2 veces a la semana.

En total son 10 o 15 semanas.

Cada sesión tiene un costo de 250 bolívares.

2 comentarios:

QueridoQuique(Concha) dijo...

Bueno, todos los estudios son buenos. Cuando sepas algo más, ya nos cuentas sobre el tema!!!
Gracias. Un abrazo.

Rosaura dijo...

Hola soy de Maturin Vnenezuela y tengo un familiar de 6 años d edad con asperger por lo que me interesa saber como ubicarlos ya sea su direccion o telefonos de las instituciones que hacen el neurofeedback gracias