El mundo se desmoronaba poco a poco al comprobar día tras día que mi maravilloso hijo se escurría de entre mis manos, se escapaba sigilosamente abandonando todo lo que había aprendido hasta ese momento. Había sido atrapado por un inesperado alud de tinieblas llamado autismo.

Y se hizo la luz

Bienvenidos a este blog. Espacio dedicado a la discapacidad en general, pero mas concretamente a los trastornos del espectro autista (TEA ). En él, trato de reflejar mi experiencia como profesional de la educación y madre de una persona con autismo.



29/11/11

LOS NIÑOS CON AUTISMO REGRESIVO TIENEN CEREBROS MÁS GRANDES





Un estudio estadounidense publicado este lunes, reveló que los cerebros de los niños que padecen autismo degenerativo son 6% más grandes que los cerebros de sus congéneres sanos y de los que padecen otro tipo de autismo, cuyos síntomas se presentan a más temprana edad. El estudio, en el que participaron 180 sujetos y que fue descrito como “la mayor investigación sobre el desarrollo del cerebro en niños preescolares con autismo” realizada hasta la fecha, no reveló ningún crecimiento anormal del cerebro en el caso de las niñas que padecen autismo.

El estudio aporta más datos “a la creciente evidencia, de que hay diferentes tipos biológicos de autismo, (que presentan) diferentes mecanismos neurobiológicos”, aseguró David Amaral, coautor de la investigación y director de proyecto del Instituto MIND, en la Universidad de California (suroeste).

El autismo, que afecta cuatro veces más a los niños que a las niñas, incluye una amplia gama de trastornos del desarrollo que puden ir desde una leve torpeza para socializar, hasta una completa incapacidad de comunicación, movimientos repetitivos, hipersensibilidad a ciertas luces y sonidos y problemas de comportamiento. Estudios previos sugerían que los síntomas clínicos del autismo tienden a coincidir con un anormal crecimiento del cerebro y la cabeza que se presenta entre el noveno y el decimoctavo mes de vida.

Sin embargo, este estudio, publicado en la edición de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) del 29 de noviembre, “descubrió que los niños con autismo degenerativo muestran una forma de neuropatología diferente (en este caso, tamaño diferente del cerebro) con respecto a los niños que fueron diagnosticados con autismo desde el inicio de sus vidas”, dijo la principal autora, Christine Wu Nordahl, investigadora del Instituto MIND. “Además, cuando evaluamos a las las niñas con autismo, encontramos que ninguna de ellas presentó un crecimiento anormal del cerebro” , sin importar el tipo de autismo que padecían.


1 comentario:

Maria Benitez Yrigoy dijo...

Es muy interesante lo que cuentas aquí. En verdad, es un primer estudio serio de lo que me ha tocado ver, leer en estos largos años trando de desentrañar um misterio que me absorbe y me supera. Soy mamá de un joven hermoso como el tuyo. Juan fué diagnosticado desde su primera infancia, además era tan claro desde bebé lo que tenía,tan distinto a los otros bebés!Un cariño para ti y tu hijo.María.